fbpx

Para finalizar esta serie de artículos en relación al papel de acuarela vamos a analizar ahora sus tipos, formatos y características.

COMPOSICIÓN. En cuanto a composición tenemos pocas opciones, aunque muy relevantes. El mejor papel de acuarela es el de 100% algodón. Éste tiene mayor absorbencia y resistencia que el 50% algodón o el de celulosa. Como ya vimos en el artículo anterior el nivel de absorbencia es fundamental en un buen papel, por tanto, sin lugar a dudas recomiendo 100% algodón, incluso para pruebas de color o bocetos. ¿Podemos utilizar el 50% algodón para hacer ejercicios y pruebas? Pues claro que sí. No obstante los resultados obtenidos, o mejor dicho, las conclusiones que podemos sacar de los resultados obtenidos en esos ejercicios no serán las mismas que si los realizamos en el mismo papel, 100% algodón, en el que luego vamos a pintar la acuarela.Otro detalle importante es el encolado. Se trata de una capa que se da por ambas caras y que facilita que los pigmentos se queden en la superficie. Esto es fundamental por varios motivos, entre los que se pueden destacar la luminosidad y la capacidad para extraer luego pigmento y recuperar los claros. Sin este encolado los pigmentos penetrarían “demasiado” en el papel, perdiendo brillo y haciendo muy complicado el uso de la técnica de levantar pintura. La calidad de este encolado diferencia en muchas ocasiones un buen papel de otro de calidad media o baja.

ACABADO. En cuanto al acabado podemos encontrar distintos granos de papel: satinado, fino, medio o grueso. ¿Qué es el grano? Se podría definir como las texturas del papel, o quizás más propiamente, como la altura de las ondulaciones que presenta el papel. Un papel satinado es prácticamente liso, mientras que un papel de grano grueso tiene una serie de elevaciones que son perceptibles a simple vista si nos acercamos a su superficie. Estas elevaciones u ondulaciones crean texturas al interactuar con el pigmento ya que, en función de la cantidad de agua que acompañe al pigmento, éste se asentará sobre los valles o cubrirá también las elevaciones. Es básico en la técnica de pincel seco. El acabado o grano del papel está directamente relacionado con su prensado, de hecho depende de él. El papel de grano grueso se seca “al aire”, sin presionar y sin calor, lo que genera esa textura. El prensado en frío genera papel de grano fino como resultado del paso del mismo por unos rodillos que crean presión. Mientras que el prensado en caliente añade a esta presión también el calor, lo que genera una superficie más lisa y suave, como “satinada”, de ahí su nombre.

FORMATO. Existen tres principales formatos en los que podemos encontrar el papel de acuarela: Blocs, pliegos y rollos.

-Bloc: El más habitual es el formato de bloc o cuaderno, aunque muchos utilizamos otros formatos según conveniencia. Los blocs pueden ser de muchos tipos: encolados a 4 lados, encolados a 1 lado, formato de libro, lomo de espiral, formato de acordeón, etc.. Básicamente las hojas de papel de acuarela han sido “encuadernadas” de alguna manera y se venden como un bloque. Algunos de ellos, los encolados, permiten separar la acuarela una vez acabada aplicando en sus contornos una espátula. Otros en cambio, como el formato de libro, no permiten separar la acuarela del bloque.

-Pliegos: Son hojas sueltas de papel de acuarela. Se suelen vender en paquetes de varias hojas y tamaños grandes.

-Rollos: Generalmente se presentan en tamaños de entre un metro y un metro y medio de ancho y diez metros de largo. Estimando el precio por centímetro cuadrado de papel es la opción más económica. No obstante hay que cortar en cada ocasión el papel al tamaño deseado antes de comenzar la acuarela y asegurarse una correcta conservación del rollo hasta su próximo uso.

GRAMAJE. Hace referencia al peso del papel y se mide en gramos por metro cuadrado. Este valor es muy importante pues define el grosor del papel y su capacidad de absorción de agua sin ondularse. Los gramajes más habituales son 185 gramos, 300 gramos y 600 gramos, aunque hay muchos otros. La recomendación inicial es no bajar de 300 gramos, salvo para ejercicios o pruebas y siempre que éstos no incluyan demasiados lavados.

LIBRE DE ÁCIDOS. El buen papel de acuarela debe ser libre de ácidos, pues esto afecta a su durabilidad.

MARCAS. Hay muchas marcas en el mercado que fabrican papel de acuarela y no voy a entrar yo en este artículo a describirlas todas ni valorarlas. Lo que sí diré, y lo afirmo con convencimiento, es que la diferencia de precio entre unas marcas y otras se nota, y mucho, en el resultado final de la acuarela. Éste es uno de esos productos en los que el precio va directamente relacionado con la calidad. He probado al menos siete marcas diferentes de papel y tras estas pruebas he reducido mi consumo únicamente a dos de ellas. Os recomiendo que hagáis algo similar, probad una acuarela sencilla, que no os lleve demasiado tiempo hacerla, y pintadla de forma simultánea sobre varias marcas de papel. Luego comparad el resultado.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *